Julius Evola. Septentrionis Lux


LIBROS: LA MUERTE DE ARTURO

La muerte de Arturo" - Sir Thomas Malory, editorial Siruela ...La muerte de Arturo eBook por Thomas Malory - 1230001170122 ...La búsqueda del Santo Grial | MysteryPlanet.com.ar

LIBROS: LA MUERTE DE ARTURO

 

Porque el amor en ese tiempo no era como el amor es hoy en día”.

Thomas Malory

 

En el año 1485 se publicó este gran clásico de la literatura griálica, escrito por Thomas Malory 1399/1405-1471) supuestamente durante su estancia en la cárcel. En realidad se trataba de la unificación en un sólo tomo -subdividido en 21 libros o capítulos- de un total de ocho novelas que Malory escribió sobre el tema, presumiblemente la mayoría de ellas o la totalidad escritas durante su tiempo de presidio. Estamos ante la gran epopeya de la literatura inglesa a partir de la recopilación de viejas fuentes francesas y británicas a las que su autor agregó ideas, valores y conceptos fruto ya de su propia cosecha. El autor -o compilador más bien- finalizó su obra en 1469 y falleció dos años después, en 1471 aún preso y sin conseguir ver en vida su obra magna publicada; 14 años pasaron hasta llegar a ello.

En realidad la identidad del escritor inglés es enigmática, la versión más aceptada es que se trataría de un caballero que acabó encarcelado durante la guerra civil inglesa, la “Guerra de las Dos Rosas” que enfrentó a las casas reales de York y de Lancaster entre los años 1455 y 1487. Habiendo tomado partido por la derrotada causa Lancaster, fue encarcelado a principios de los años sesenta del Siglo XV. Parece ser que logró escapar de presidio varias veces y otras tantas apresado, para morir finalmente en marzo de 1471 entre rejas. Aunque también se ha llegado a especular de que realmente Thomas Malory fuera un sacerdote -encarcelado pues por el mismo motivo arriba indicado-, ello por la descripción que él hace de sí mismo en su obra, aunque esto no está generalmente aceptado. Sea como fuere estamos ante otro de los grandes enigmas y misterios de un Medievo que ya tocaba a su fin tras la victoria del “teocratismo güelfo” sobre el gibelinismo caballeresco e imperial, victoria que poco a poco iría demoliendo las bases y los fundamentos reales y metafísicos de aquella gran ecúmene europea que era el Sacro Imperio Romano-Germánico. Estamos ante la primera gran revolución subversiva y disolutoria en Occidente que abriría las puertas del demonismo moderno anti y contra-tradicional; del Güelfismo y la consiguiente desacralización del poder temporal y político (algo inconcebible en el mundo indoeuropeo) que vendría traído de su mano, al humanismo renacentista ya sólo había un paso. El proceso de involución y de desintegración de dicha ecúmene europea, y que llegaría a su punto culminante tras la Guerra de los Treinta Años (1618-48) con la Paz de Westfalia (derrota de la Catolicidad europea en definitiva), ya había sido iniciado lenta pero firmemente…

Decía Julius Evola que desde un punto de vista histórico, los textos fundamentales y más característicos referidos al simbolismo del Santo Grial hacen pensar en el afloramiento o la emanación de una corriente subterránea en un momento determinado de la historia de Occidente, para luego ocultarse o hacerse “invisible” de nuevo, es decir en términos espirituales y metafísicos lo que equivaldría a la “pérdida del Grial”, paralela ésta al “oscurecimiento de lo divino” (el Ragnarök de la mitología nórdico-germánica), que es precisamente lo que ocurrió en Occidente a partir del Siglo XIV en adelante y en el que hoy, Siglo XXI, en cuya fase terminal nos encontramos. Tal afloramiento de textos sobre el Grial lo fueron en un relativo corto espacio de tiempo dentro de la larga etapa conocida como Edad Media (convencionalmente Siglos V-XV), esto ocurrió concretamente entre los siglos XII y XIII -prácticamente en el corazón de dicha Edad-, para luego desaparecer como por ensalmo u obedeciendo a una consigna; lo cierto es que en el Siglo XIII abruptamente deja de hablarse de dicha temática. No deja de ser curioso que es precisamente esta etapa de apenas 200 años la época del esplendor del gibelinismo imperial y de las grandes Órdenes ascético-militares y caballerescas con la de los Templarios a la cabeza, de las Cruzadas, del movimiento trovadoresco (los Fieles de Amor, los Minnesänger), de las grandes cofradías iniciáticas de constructores, de los grandes místicos de la Catolicidad (San Bernardo de Claraval, San Francisco de Asís, Santa Hildegarda de Bingen, Maestro Eckhart). A principios del Siglo XIV se produce un repunte de dicha temática, el tema no es baladí ya que fue precisamente a principios de tal Siglo cuando se produjo la persecución, exterminio y disolución de la Orden del Temple, verdadera aristocracia espiritual del Sacro Imperio, consecuencia ello de la profunda animadversión sacerdotal y güelfa hacia todo tipo de espiritualidad olímpica, viril y aristocrática, hacia toda búsqueda de verdadera trascendencia y conocimiento (aún quedaba mucho para el claudicante Concilio Vaticano II). Con todo y con esto aún no se produjo la ruptura definitiva de Occidente con la Tradición Primordial puesto de otras fuerzas, aunque esta vez de manera más soterrada y oculta, cogieron el testigo a la fenecida Orden del Temple e intentar remontar la caída por la pendiente.

Esta reanudación o reactivación de la temática del Grial que tuvo lugar en los Siglos XIV y XV tras cierta etapa de rebozo y de velo a finales del Siglo XIII, lo hizo pero ya con las formas cambiadas; las obras que aparecieron en esos Siglos que ya marcaron el ocaso del Medievo carecían del simbolismo profundamente metafísico y espiritual de las obras de la primera etapa, tenían una componente más religioso-moralista que gnóstica y sapiencial; como dijo Evola “formas estereotipadas que entraron en rápida decadencia”; y es precisamente aquí donde queremos enmarcar la obra de Thomas Malory que se publicaría precisamente en las postrimerías del Siglo XV, una etapa donde podemos encontrar ya la génesis de la superstición modernista, finales de la Baja Edad Media e inicios del denominado por los modernos como “Renacimiento”…

El Ciclo del Grial que se inició en Siglo XII con las obras de Robert de Boron fundamentalmente, pasando por las de Chrestien de Troyes, Wolfran von Eschenbach, von Scharffenberg principalmente y entre otros muchos, en cierto modo concluyen a modo de recapitulación con esta gran obra que tenemos ahora entre manos: LA MUERTE DE ARTURO. Estamos hablando de una etapa histórica donde la Edad Media -la Edad del Medio– se identificó plenamente y a punto estuvo de convertirse y de identificarse con la Edad del Centro (metahistórico, metafísico).

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

Joan Montcau

 

 



LA EDAD DE HIERRO EN LA ANTIGUA HÉLADE
marzo 27, 2020, 3:09 pm
Filed under: Tradición

Amigos de esta hermosa comunidad hoy les traigo algunas imágenes y ...

 

LA EDAD DE HIERRO EN LA ANTIGUA HÉLADE

 

 

“Y luego, ya no hubiera querido estar yo entre los hombres de la quinta generación sino haber muerto antes o haber nacido después; pues ahora existe una estirpe de hierro. Nunca durante el día se verán libres de fatigas y de miserias ni dejarán de consumirse durante la noche, y los dioses les procurarán ásperas inquietudes; pero no obstante, también se mezclarán alegrías con sus males.

 

Zeus destruirá igualmente esta estirpe de hombres de voz articulada, cuando al nacer sean de blancas sienes. El padre no se parecerá a los hijos ni los hijos al padre; el anfitrión no apreciará a su huésped ni el amigo a su amigo y no se querrá al hermano como antes. Despreciarán a sus padres apenas se hagan viejos y les insultarán con duras palabras, cruelmente, sin advertir la vigilancia de los Dioses, no podrían dar el sustento debido a sus padres ancianos aquellos, cuya justicia es la violencia, y unos saquearán las ciudades de los otros. Ningún reconocimiento habrá para el que cumpla su palabra ni para el justo ni el honrado, sino que tendrán en más consideración al malhechor y al hombre violento. La justicia estará en la fuerza de las manos y no existirá pudor; el malvado tratará de perjudicar al varón más virtuoso con retorcidos discursos y además se valdrá del juramento. La envidia murmuradora, gustosa del mal y repugnante, acompañará a todos los hombres miserables”.

 

HESÍODO (Siglos VIII-VII A.C.), “Los Trabajos y Días”.

 

 

La Edad Oscura en la mitología griega. La quinta generación de la que hablaba Hesíodo, la más vil y degradada, sería la Edad de Hierro en la que nos encontramos -de hecho nos hayamos ya en la noche de la misma-; le antecedieron las generaciones de Oro, de Plata y de Bronce al que le seguiría el intento de restauración olímpica y solar protagonizado de la “Raza de los Héroes”, simbólicamente una raza semidivina cuya misión sagrada sería el de revertir o intentarlo al menos, el proceso de decadencia y de involución. De hecho el propio Ciclo Helénico (luego la Romanidad, el Medievo y su Sacro Imperio, el Siglo de Oro Hispánico, los fascismos ya en el nadir del Kali-Yuga) fueron intentos de restauración heroica -Ciclos Heroicos- en plena Edad Oscura.

 

Como vemos, cualquier parecido del proceso de involución y de desintegración enunciado por Hesíodo con la realidad circundante y el mundo en el que vivimos hoy, es “pura coincidencia”…

 

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

 

Joan Montcau



ENTREVISTA REALIZADA PARA LA REVISTA “EL SINARQUISTA”

Resultado de imagen de eduard alcantaraResultado de imagen de ediciones camzo reflexiones contra la modernidadResultado de imagen de eduard alcantaraResultado de imagen de eduard alcantara

 

ENTREVISTA REALIZADA PARA LA REVISTA “EL SINARQUISTA”

Le gusta definirse laboralmente como maestro de escuela, más que como profesor. Se dedica profesionalmente a la docencia desde hace más de tres décadas. Este hispano catalán tiene entre sus principales vocaciones la del estudio de la metafísica y la historia …disciplinas ambas que cuando entran en interrelación le llevan también a interesarse por temas relacionados con la metapolítica y, por ende, también de política.

 

1.- ¿Cómo nació tu inquietud como militante?

Se suele emplear aquella expresión de “tener madera de…” para hacer referencia a las cualidades innatas que uno posee hacia determinada disciplina, habilidad, trabajo o afición. Pues bien, creo que debe existir cierto impulso quasi inconsciente e innato a acabar adhiriendo hacia ciertas posturas políticas, ideológicas o cosmovisionales que sale a flote y que pasa, pues, al plano de la conciencia cuando encuentra una señal visible o a alguien que con sus enseñanzas lo haga salir a la superficie. Es así como siendo un bachiller uno se topó con aquella foto en el libro de historia que le pareció especialmente atractiva aun cuando el texto que tras ella se desarrollaba no dejaba en buen lugar a su contenido. Recuerdo, concretando, una del Desfile de la Victoria del 19 de mayo de 1.939, en Madrid, celebrando el triunfo del Bando Nacional en la Guerra Civil Española, en la que se veía a Franco presidiéndolo. Esta imagen hizo aflorar otra, también perteneciente a otro libro de texto de historia, que aún se hallaba más perdida en mi inconsciente por haberla visto 3 años antes. Se trataba de una concentración perteneciente a uno de los congresos de Nüremberg en la década de los años 30 de la pasada centuria. Uno había visto fotos de desfiles y de acciones bélicas de ejércitos, contemporáneos a aquellos, estadounidenses, británicos, franceses o soviéticos pero no habían producido ningún impacto positivamente sugerente. El saltar de las fotos a escudriñar en los textos fue un paso lógico. En quioscos y librerías uno se hacía con lo que encontraba, aunque ciertamente nuestras ideas y nuestra historia eran falseadas en esas publicaciones.

 

2.- ¿Cuál consideras que es tu “escuela de Formación”

Llegó un momento en el que tuve conocimiento sobre dónde hallar material objetivo y digno de leer y así se fue formando e informando con aquellas Ediciones Nothung, Nuevo ArteThor o la Dirsa relacionada con el desparecido diario El Alcázar. Son los inicios de los años 80 y en compañía de un amigo del barrio, y años atrás también compañero de colegio, que compartía las mismas inquietudes de uno íbamos frecuentando locales como el de CEDADE o el de Fuerza Nueva, haciéndonos con sus revistas y boletines y escuchando la voz experta e instructiva de camaradas más avezados. Coincidiendo con la autodisolución de la Fuerza Nueva de Blas Piñar se constituyó, en la que había sido su misma sede barcelonesa, una organización política que tomó su nombre de la Patria y Libertad chilena de la década de los ’70. Allí confluyeron ex militantes del extinto Frente la Juventud, de la sección juvenil de Fuerza Nueva (Fuerza Joven) con ex militantes de alguna otra organización y con otros de estrenada militancia. Entre los primeros militantes de Patria y Libertad (P&L) existía prácticamente el mismo porcentaje de adherentes al nacionalsindicalismo, al nacionalsocialismo y a posiciones nacionalrevolucionarias.

P&L pronto tuvo su revista, formato periódico, homónima, cuya alma mater era Ernesto Milà, quien entre los artículos que incluía no escatimaba la presencia de textos Tradicionalistas, entre los cuales destacaban los referidos a la obra del italiano Julius Evola. Éstos me cautivaron de forma especial. Despertaron, de forma casi instantánea, un impulso interior, sin duda latente en mí, hacia lo Trascendente. La metafísica que mostraba Evola no quedaba desgajada de nuestro acontecer en este mundo terrenal sino que bregaba por impregnarlo, por sacralizarlo, por Restaurar, en los disolventes momentos por los que desde hace siglos atraviesa nuestra civilización, el Orden Tradicional perdido. A diferencia de otros intérpretes de la Tradición perenne Evola no se abstraía, ante los avatares de nuestro mundo, en la metafísica pura inmovilizante sino que apostaba por luchar contra el desorden imperante y contra el Establishment establecido. Para nosotros quedó claro que el Tradicionalismo no se ceñía a una especie de metafísica autista con respecto a nuestra corporeidad y a nuestra existencia en este mundo sino a la lucha por sacralizar nuestra cotidianidad y las instituciones que deberían regir una comunidad liberada del imperio de la materia; materia esta que la tenía subyugada desde mucho tiempo atrás.

El mismo Ernesto Milà fue el artífice de la aparición de una editorial, Ediciones Alternativa, que editó cuadernillos de temas Tradicionalistas, en general, y los primeros libros de Julius Evola, en particular, a los que accedimos por primera vez.

 

3.- Cómo ves el futuro de la educación básica en España

De seguir por los derroteros actuales lo veo con pesimismo. La cultura del esfuerzo está demodé: no sólo ésta no se fomenta desde las instituciones regentes del Sistema Educativo sino que incluso desde el seno de muchas familias surge la queja ante exigencias de estudio o de deberes hacia los alumnos que los progenitores contemplan como abusivas …el clima social general no es favorable a templar y disciplinar la mente del alumno y la mayoría de las familias no son ajenas a esta dinámica de distensión anímico-existencial. La exigencia de que el alumno memorice un mínimo de contenidos va a la baja y el desarrollo insuficiente de las capacidades intelectuales es una lógica consecuencia de ello.

Por otro lado, en consonancia con la atomización y compartimentalización excluyente propia de las sociedades modernas la educación queda, a menudo, recluida en las aulas y muy desconectada con la realidad circundante en la que se desarrolla la vida comunitaria, por ello la educación se pierde a menudo si no en la mera teorización sí en un proceso de enseñanza-aprendizaje al que el alumno le cuesta bastante  identificar (en especial a tempranas edades) con las vivencias experimentadas en su entorno no escolar. El grupo-clase debería pisar con cierta frecuencia el barrio en el que el centro escolar se halla situado y realizar trabajo de campo en la panadería, en el supermercado, en el centro de salud,… Ello porque la escuela no debe estar disociada del entorno social en la que se encuentra sino formar un todo orgánico con él, tal como debería acontecer en cualquier sociedad no escindida, rota, compartamentalizada y atomizada como la actual.

A estos problemas en España y en la mayor parte de Occidente se añade otro de no menor peso: el de una inmigración descontrolada, que llega a borbotones y que inunda las aulas de alumnos ajenos a nuestra cultura, lengua, maneras de hacer e idiosincrasia. Arriban niños de religiones diversas, con ritmos de trabajo muy por debajo de los propios de estas latitudes y que, para más inri, desconocen o no dominan, con un mínimo de solvencia, la lengua castellana. La dinámica de trabajo del grupo-clase se ve entorpecida y ralentizada al extremo para que el docente intente hacer comprender al alumno inmigrante un mínimo de los contenidos y actividades que se están llevando a cabo. Por si esto fuera poco, en el caso de regiones como la catalana, la valenciana, la balear, la vasca o la gallega estos niños recién llegados a nuestro país se topan con el añadido de la lengua vernácula propia que se utiliza como vehicular en prácticamente todas o en buena parte de las asignaturas impartidas. Las llamadas ‘aulas de acogida’ existentes hasta hace varios años en los centros escolares y en las cuales se le enseñaba al alumno inmigrado, en primer lugar, los fundamentos del idioma han desaparecido para mayor gloria de la absurda e irreal ideología igualitarista dominante que considera discriminación el hacer, entre las personas, distingos de cualquier tipo y que ha obligado, por ello, a no sacar a ningún alumno, en ningún momento del horario escolar, fuera del aula en que se desempeña el grupo-clase …en la línea de lo que se ha venido a llamar como ‘la escuela inclusiva’.

 

4.- ¿Qué entienden ustedes por Hispanidad y su futuro?

El español es un pueblo antropológicamente europeo que en un momento dado de su periplo histórico amplió sus fronteras allende los mares hasta tal punto de convertirse en imperio. Tan español era un paisano de la Corona de Aragón, de la de Castilla o Navarra como otro del Virreinato de la Nueva España, de la Nueva Granada, del Perú o de la primigenia Capitanía del Río de la Plata que acabó convirtiéndose en virreinato. Las estructuras e instituciones políticas, administrativas y culturales en América no fueron más que una prolongación de las existentes en la Península Ibérica. América no se concibió como una colonia, con factorias comerciales al estilo inglés u holandés, a la que explotar sino como un territorio en el que extender la Cristianitas Hispánica civilizadora. Así pues, el Imperio Español, al igual que lo había sido el Romano, fue un imperio Civilizador al contrario del inglés o el holandés que lo fueron explotadores y depredadores. Sólo una quinta parte de las riquezas obtenidas en América cruzaban el Atlántico en dirección a la Península (el quinto real que le correspondía al monarca), el resto cristalizó en la fundación de cientos de ciudades con unos trazados urbanos muy racionales, en la creación de numerosas universidades y colegio mayores (1) -cuando Inglaterra fundó la primera universidad en sus Trece Colonias americanas, la de Harvard, ya hacía más de 100 años que existían las universidades de Santo Domingo, de Méjico y de Lima-, de hospitales, de acueductos,… La moneda imperial, el real de a ocho, se convirtió en la moneda de uso global para los intercambios comerciales, hasta el punto que los ingleses, o incluso los rusos, si querían comerciar con la mismísima China tenían que hacerlo con nuestra moneda, acuñada en lo que entonces era el Alto Perú (perteneciente al Virreinato del Perú) y hoy es Bolivia, pues los chinos no le otorgaban fiabilidad ni a la libra esterlina al compararla con nuestra moneda.; moneda que fue la de curso legal de los Estados Unidos hasta el año 1.857…

Cuando el Imperio Español implosionó en las primeras décadas del s. XIX los restos de España quedaron desperdigados por toda América y en la Península Ibérica. La masonería quintacolumnista al servicio de Inglaterra tuvo un papel crucial en esta voladura. Numerosos criollos y algunos recién llegados de España antepusieron sus intereses comerciales (a menudo lindantes con el contrabando; como ocurrió de modo determinante, p. ej., entre los porteños de Buenos Aires) a los generales del Imperio y, casi siempre a lomos de la masonería, vieron la puerta abierta al libre comercio, con la codiciosa y expoliadora Inglaterra, si dinamitaban el Imperio.

El Imperio se disgregó políticamente pero se debe bregar para que se mantenga en el plano cultural y en el axiológico, luchando por la recuperación de los valores que le fueron propios y, porqué no, sin abandonar nunca la idea de una futura -aunque hoy en día resulte quasi quimérica- restauración de su unidad perdida. De, por el contrario, mantener una postura pasiva, la ruptura que dio lugar a una veintena de países puede seguir aquella inercia centrífuga y originar, a su vez, nuevas rupturas en el seno de los países de habla hispana que acabe en una miríada de microestados; todo ello alentado e incentivado por los Club de Bieldeberg, Comisión Trilateral, Banco Mundial o personajes como George Soros que a base de apoyar financieramente y en el terreno cultural a movimientos indigenistas y/o marxistas favorables a separatismos varios

-estos segundos al socaire del Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla- pergeñan una agenda de control mundial sabedora de que su dominio planetario será tanto más efectivo cuanto más pequeños y, por tanto, débiles sean los Estados a los que sojuzgar. Este peligro de atomización de los actuales Estados de cultura hispana lo sufre el continente americano y lo sufre la España peninsular con sus separatismos galopantes (el catalán y el vasco a la cabeza, aunque éstos no son los únicos).

Sólo un gran proyecto reunificador de lo que fue el Imperio Español puede ilusionar y erigirse en mito movilizador de tal manera que represente un impulso mayor que el de las fuerzas que pugnan por una disgregación cada vez más acentuada. Este proyecto, casi utópico a día de hoy, no contradice otro, del mismo calibre casi quimérico, como el de la unificación de una Europa Tradicional. De los temarios de matemáticas hace décadas que desapareció la Teoría de Conjuntos pero nos sirve ella para reivindicar a España como lo que debería ser la intersección operativa de esos dos conjuntos constituidos por la América Hispana y Europa. Interesección que haría de puente y enlace catalizador entre ambos conjuntos geopolíticos y que deberían actuar como uno solo.

 

5.- ¿Cómo definirías tu estilo de pensar y actuar?

Si tengo que definirme en mi cosmovisión y en los valores que desde hace ya muchos años tomé por bandera diría que lo hago como Tradicionalista, pues es en la Restauración de la Tradición, al modo como nos la interpretó de manera especial Julius Evola, en la que creo que se debe poner todo el empeño para algún día poder vivir de arreglo al orden natural de las cosas y hacerlo gracias al accionar de un Hombre Reintegrado en sus tres componentes: El Espíritu, el alma y el cuerpo. El Espiritual quedó cercenado con el triunfo de la modernidad materialista y el anímico perdió, por este motivo, sus referentes conformadores que le venían de lo Alto y empezó, así, a desentenderse de valores como el del honor, la valentía, la lealtad, la fidelidad, la franqueza, el espíritu de sacrificio, la voluntad o la camaradería. Ello acabó también incluso afectando al componente corporal que quedó a merced de vicios, bajos instintos y tóxicodependencias y empezó incluso a padecer la somatización de un alma hosca y ruin en forma de rostros innobles, torvos, que reflejaban personalidades taimadas, rencorosas y egoístas.

Sólo este arquetipo de Hombre de la Tradición puede voltear totalmente el desorden de cosas existente y acabar de forma permanente con las estructuras sociopolíticoeconómicas imperantes para sustituirlas por otras de signo opuesto regidas por los principios de jerarquía, autoridad, organicidad y comunitarismo e impregnadas por la Fuerza de lo Sacro.

Definiéndonos como Tradicionalistas podremos gozar de los referentes necesarios para poder reivindicar, y tomar como referencia axiológica y cosmovisional, los diferentes Ciclos Heroicos (parafraseando al griego Hesíodo) que, en el discurrir de la Edad de Hierro de la que hablaba el mundo clásico o del Kali-yuga al que hace referencia la tradición hinduista, se han ido sucediendo …sean aquéllos, p. ej., los referidos a la mayor parte de la historia de la Antigua Roma o los de la Saga del Grial/Ciclo Artúrico o los del Sacro Imperio Romano Germánico o los del mismo Imperio Español e incluso los que surgieron en la Europa de entreguerras y que fueron aplastados por las armas con el estertor de la II Guerra Mundial.

Uno lucha a diario por ser consecuente con valores como los referenciados líneas atrás y por encender la llama de la Espiritualidad que anida en nuestro interior. Nuestros escritos reivindican esta visión del mundo y de la existencia y pretendemos que nuestra cotidianidad no la contradiga o la contradiga cada vez lo menos posible. Ni la lucha externa ni la interna se pueden permitir cuartel.

 

 

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Universidades_y_colegios_virreinales_en_Hispanoam%C3%A9rica

https://laamericaespanyola.wordpress.com/2016/10/10/universidades-en-la-america-espanola/

 



VISITA A LA IGLESIA DE SANT MARTÍ DEL CLOT (27-II-2020)
marzo 19, 2020, 12:20 pm
Filed under: Espiritualidad, Religiones

Resultado de imagen de St Martí de ProvensalsResultado de imagen de canónigo Francesc Rodó i SalasResultado de imagen de iglesia del ClotResultado de imagen de iglesia del ClotResultado de imagen de iglesia del ClotVista previa de imagenVista previa de imagen

VISITA A LA IGLESIA DE SANT MARTÍ DEL CLOT (27-II-2020)

 

“El arte sagrado ayuda al hombre a encontrar su propio centro, ese núcleo que ama a Dios por naturaleza.

La belleza de lo sagrado es un símbolo o una anticipación, y a veces un medio, del gozo que sólo Dios procura”.

FRITHJOF SCHUON

“Ahógate en esa nada y hallarás en ella sagrado asilo para cualquier tormenta”.

MIGUEL DE MOLINOS

Visita a la Iglesia del Clot -originariamente Sant Martí del Clot, en honor al legendario soldado-obispo de origen romano (1)-, otro bello edificio católico que sufrió los ataques y la ira de la chusma roja (fue incendiado y destruido) durante la Cruzada, en el año 1936 concretamente. El edificio religioso fue obra del arquitecto Pere Falqués, en siglo XIX. Acabada nuestra Cruzada se construyó el nuevo templo que hoy está en pie, de fachada clasicista y con tres arcos -símbolo de la Divina Trinidad- de medio punto en su entrada principal. El templo en cuestión se inauguró en los años 40; una fiebre sagrada reconstructiva de todo lo sacro y religioso acompañó a nuestra Patria tras la Revolución Nacional iniciada en aquella fecha sagrada que fue el 18 de Julio de 1936 (SEMPER FIDELIS!!!). El nacionalismo místico religioso del Estado del 18 de Julio fundado por el Genio Inmortal de Francisco Franco, desde el primer momento se comprometió no sólo a reconquistar nuestra sagrada Patria palmo a palmo, sino a reconstruirla de abajo arriba y de cabo a rabo. Este nuevo templo es hijo de aquella Cruzada Victoriosa y de aquella fascinante revolución totalitaria.

En la plazoleta que hay frente a la iglesia, se erige un bello monumento en memoria del gran Canónigo Francesc Rodó i Salas (1816-1902), obra de Frederic Marés. La escultura le representa junto a un niño, en una imagen que recuerda el incesante trabajo educativo del Canónigo quien había sido rector de la parroquia del Clot durante más de treinta años. Fue en ese largo tiempo cuando se ganó la estima de sus vecinos y feligreses, quienes agradecían su labor benéfica con los más desfavorecidos, obreros y niños fundamentalmente. Un concepto sagrado de la Justicia Social emanado del Evangelio caracterizó toda su vida, nada que ver con la basura marxistoide de los “curas obreros” que el satánico Concilio Vaticano II alumbró -o les preparó el camino-, y que a la larga nos convertiría en el desierto espiritual que hoy es Occidente.

La estatua inicial de 1919 era de bronce (desconocemos su autor), pero tampoco se libró del odio y del salvajismo de las hordas demoníacas. El monumento de hoy en día data de 1954, cuando la difícil situación económica de la ciudad empezaba a mostrar los primeros síntomas de mejora gracias a “la política firmemente social del Nuevo Estado, de fuerte sabor popular y de apretado verticalismo sindical” como dijera el gran José Luis de Arrese (2). Curiosamente el monumento a Rodó, había sido el primero de los muchos trabajos que Frederic Marés había realizado para Barcelona, quien por entonces ya se postulaba como uno de los artistas favoritos del Estado del 18 de Julio. La nueva escultura, con el mismo aspecto y la misma situación que la original, solo difería por el material en el que había sido construida: la piedra, mucho más barata que un bronce que escaseaba.

A continuación entramos en el interior del templo como siempre deleitándonos con las bellas imágenes, cuadros, estatuas, etc.; pero fue un fresco que había sobre un altar que se encuentra antes de llegar al Altar Mayor del templo el que más nos fascinó, en concreto se ubica en el margen izquierdo una vez entramos en el interior del templo por su puerta principal. En él nos muestra a un Cristo sobre la Cruz, pero un Cristo Victorioso y Triunfante, en Majestad, no doliente, sufriente y humillado como tanto gusta a la plebe y a los afeminados cuellotorcidos llevados por una vía devocional muy propia de la “Luz del Sur” -anti-apolínea y ginecocrática por definición-; imágenes por cierto muy típicas ya del Barroco y contrapuestas al Pantocrátor del arte medieval.

La palabras del alfabeto griego Alfa y Omega, el Principio y el Fin, sobre el madero horizontal de la Cruz. Cristo rodeado por una Legión de Santos, de Mártires y de Ángeles. Todo este conjunto sagrado sobre un fondo oscuro, negro como el azabache. El simbolismo de la Cueva y de la Edad Sombría (Kali-Yuga) se manifiestan en este fresco. La Cueva como Templo Primordial representando la oscuridad del caos presta a alumbrar al Hijo Divino. La Edad Sombría u Oscura cuyo final vendrá con la Segunda Venida de Cristo y su legión de Ángeles Vengadores; un holocausto de SANGRE y FUEGO (colores alquímicos que también lo son de nuestra Sagrada Bandera Patria) pondrán fin a esta Era Crepuscular y Demoníaca, un mundo ya terminal que se precipita por momentos a las profundidades del abismo infernal. Al lado del altar hay un bello retrato de Nuestra Señora la Virgen de Montserrat con la Montaña Sagrada de fondo. VISITA INTERIORA TERRAE RECTIFICANDO INVENIES OCCULTUM LAPIDEM (V.I.T.R.I.O.L.). Visita el interior de la Tierra y rectificando encontrarás la Piedra Oculta. Esa “Piedra Oculta” es la Santa Sabiduría, la Tradición Sapiencial, la Verdad, la Espiritualidad Primordial, es el verdadero Santo Grial…

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

Joan Montcau

(1) Lo religioso y lo militar, las dos formas más enteras y serias de entender la vida, como dijo José Antonio. España ha dado muchísimos ejemplos en tal sentido a lo largo de su sagrada Historia.

San Martín según la leyenda fue un guerrero romano que mientras patrullaba a lomos de su caballo mientras ejercía sus labores de vigilancia, encontró a un pobre mendigo tiritando y muerto de frío; conmovido por la escena que estaba presenciando decidió compartir parte de su capa con el pobre hombre rasgando la misma con su espada (nuevamente el simbolismo de la espada esta vez como restauradora del Orden y de la Justicia). Por la noche mientras dormía, en un sueño se le apareció Jesucristo con la parte de la capa que San Martín había dado al mendigo, siendo así como decidió finalmente abandonar el sagrado oficio de las armas y entregarse de lleno a la Buena Nueva, al Cristianismo que iba a inaugurar un nuevo Ciclo Heroico en Occidente tras el derrumbamiento de la Romanidad. Es así como inició una larga trayectoria que culminaría con su transformación en obispo de Tours (Francia). San Martin adquirió gran popularidad y acabó dando nombre a muchas poblaciones cristianas. Entre ellas al pueblo de Sant Martí de Provençals -la Calle del Clot fue durante mucho tiempo la calle principal de dicho pueblo-, hoy convertido en el populoso barrio de la gran metrópoli barcelonesa y cuya iglesia principal según también la leyenda fue visitada por el propio guerrero-obispo.

(2) José Luis de Arrese fue en dos ocasiones Ministro Secretario General del Movimiento (1941-45 y 1956-57), además de Ministro de la Vivienda (1957-60). Arquitecto de profesión y Vieja Guardia de la Falange Histórica, también fue escritor e ideólogo del Movimiento Nacional-sindicalista, y uno de los doctrinarios fundamentales del Estado del 18 de Julio, del denominado “primer franquismo” fundamentalmente. Tres Leyes Fundamentales del Régimen salieron -más o menos retocadas a posteriori- de su pluma: la Ley de Cortes (1942), el Fuero de los Españoles (1945) y la Ley de Principios Fundamentales del Movimiento (1958). También influyó en ciertos retoques que sufrió la Ley de Sucesión a la Jefatura del Estado (1947) de la mano del propio Franco que tenía muy alta estima por el gran doctrinario falangista.

 



DERECHO AL CALVARIO
marzo 12, 2020, 9:53 pm
Filed under: Religiones

Resultado de imagen de Cristo sábana santa

Un amigo, desde el cristianismo, nos envía estas reflexiones:

 

DERECHO AL CALVARIO: Batallas mentales libradas para mantener un equilibrio entre lo mínimamente sensato y la barbarie más absoluta. El silencio purifica, las Escrituras nos nutren, el ayuno nos sana, la alabanza nos alegra. Pero en tiempos de templos asépticos y liturgias esterilizadas lo más sensato es encomendarnos a nuestros mártires. Su testimonio nos recuerda que el único buen cristiano es aquél que muere por Cristo, de nada sirve la devoción si no somos fieles resueltos a derramar hasta la última gota de nuestra sangre como sacrificio, única justicia restauradora de la Salud/Salvación. Hoy no nos preparan para tan alto honor, en su lugar se ocupan de nuestros cuerpos y desatienden la salvación de nuestras almas. Pero nuestros mártires están ahí, aún despreciados, y son la infantería de los Ejércitos de Cristo, desde primera línea esperan nuestras oraciones para guiarnos en esta nueva Cruzada. Las guerras Santas son un gran refuerzo para los varones, algo necesario para purgar dudas y cristalizar una fe imbatible que transmitir a las nuevas generaciones con una épica genuina, sin metáforas, mostrando las heridas como testimonio del fiel servidor. Esto tuvo que ser así, la marcialidad vertebra la religión, el venusismo de ahora habría sido nuestra tumba como nación en el pasado. Pero un mundo de Santos, ávidos de méritos, es más “gestionable” que un mundo de configurados en Cristo. Este panorama limita a los mártires, testimonios activos de una fe indisoluble. De carácter pacífico pero indomables, poseen la rectitud suficiente en los momentos más adversos, no se venden ni capitulan ante privilegios, la Gracia de Dios es su único horizonte. Hombres así, cristianos convencidos, serían un peligro para los planes de muchos. Buena es la Cuaresma entre los amantes de Cristo para recuperar el carisma de nuestros mártires. Cuánto nos une al Caballero de la Dulzura el recuerdo de sus hieles, tanto más que el de sus mieles, por ser demasiado manjar para tan sucias bocas. Pero no necesitamos, a Dios gracias, de mucha pureza para contemplar aquel trágico adiós, que lugar mejor que aquel monte de los enamorados que llaman Calvario para encontrarnos cara a cara con Nuestro Señor. Con poca imaginación se arranca ese motor, si nuestro corazón alguna vez quedó conmovido por alguna de Sus proezas lo tenemos fácil, sin esa bujía difícilmente llegará la chispa.

Antonio Tort

 



MARCHA TOTALITARIA POR LA SIERRA DEL LITORAL (11-II-2020)
marzo 6, 2020, 5:28 pm
Filed under: Sin categoría

Resultado de imagen de Turó de Sant Mateu (499 m)Resultado de imagen de Turó de Mataró (504 m)Resultado de imagen de Turó de Mataró (504 m)Resultado de imagen de Turó de Céllecs (536).Resultado de imagen de Turó de Céllecs (536).Resultado de imagen de Ermita de Sant Bartomeu de Cabanyes

MARCHA TOTALITARIA POR LA SIERRA DEL LITORAL (11-II-2020)

“El único deber del hombre es andar siempre adelante”.

Thomas Carlyle (1795-1881).

“Una cosa es haber andado más camino y otra, haber caminado más despacio”.

San Agustín (354-430).

Tres camaradas de la Hermandad Totalitaria Barcino emprendimos una nueva caminata, esta vez por el Parque Natural de la Sierra del Litoral. Iniciamos esta nueva marcha desde Premiá de Dalt y ascendimos a varias cimas en una brutal y agotadora caminata de más de 30 km. Destacamos principalmente tres cimas: Turó de Sant Mateu (499 m), Turó de Mataró (504 m) y Turó de Céllecs (536).

Llegamos a la cumbre del Turó de Sant Mateu y nos encontramos con una bella ermita románica originariamente del Siglo X, aunque reconstruida en el XVI; tal lado y adosada a la misma hay una masía donde se alojaban los ermitaños en los Siglos XVI y XVII. Todo el conjunto es una obra de Premiá de Dalt (Maresme) protegida como Bien Cultural de Interés Local. Entramos en la Ermita de Sant Mateu del Bosc -así se llama-: sencillez, humildad y recogimiento es lo que se respira en el interior de la misma. No faltaron unas oraciones ante la Virgen y el Cristo Invictos antes de reemprender nuestra marcha.

Continuamos nuestra senda camino hacia la Ermita de Sant Bartomeu de Cabanyes, ya en el municipio de la Roca del Vallés, incluida en el inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. Se trata de una sencilla construcción también románica del Segle XI-XIII. Desgraciadamente no pudimos entrar a su interior por estar cerrada, pero pudimos apreciar la espectacularidad del entorno. Sin duda otro lugar de poder; hay que señalar por otro lado que estamos en plena zona megalítica, esas impresionantes “catedrales de la Prehistoria” como algunos han denominado a estas construcciones sagradas (dólmenes, menhires, crómlech). A nuestro paso nos cruzamos con varios de ellos, lo cual nos permite entrar en otro tema pero que guarda relación con esta crónica…

La piedra sin debastar y la piedra debastada, dos concepciones igualmente sagradas en cuanto al trabajo de la piedra; el manipulado y el debastado de la misma es equiparable y paralelo a la purificación interior del que la trabaja. En cierto modo los constructores sagrados prehistóricos simbolizarían al “Hombre Viejo”, a aquél que había perdido la espiritualidad primigenia tras la Caída, la pérdida de la Patria Primordial con la involución que supuso para la humanidad su pérdida tras la finalización de la Edad de Oro. Por contra, los constructores de esas grandes maravillas de Grecia, Roma, Medievo, etc, pese a ser civilizaciones surgidas ya en el último ciclo del actual Manvantara (Kali-Yuga o Edad Oscura, en cuya fase terminal nos encontramos ya), concretamente sus construcciones sagradas nos señalaban, prefiguraban con las mismas la llegada del “Hombre Nuevo”, de una nueva Edad de Oro que Nuestro Señor Jesucristo nos anunció en el Evangelio:  “Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida”. La Tierra toda hoy en tinieblas clama por la llegada de su Héroe Vengador y Restaurador. Él ya no vendrá como Cordero como en su Primera Venida, sino como León para poner fin al actual Reinado del Anticristo (Nuevo Orden Mundial). Fin del inciso…

Emprendemos de nuevo la caminata de fuerte ascenso, en varios tramos caminamos sobre verdaderas torrenteras por el interior del bosque. Ahora nuestro nuevo objetivo es Turó de Mataró, sobre su cima hay una torre de vigilancia y una panorámica impresionante del Parque Natural. Emprendemos el descenso rumbo a nuestro siguiente objetivo, el Turó de Céllecs. Esta cima ya la hicimos aunque por otra ruta distinta el año pasado; impresiona la zona megalítica que hay sobre la misma, un conjunto pétreo que no parece casual y coronado por una señal geodésica.

Una vez descendemos de la cima reemprendemos ya el camino de vuelta hacia Premiá de Dalt, nos espera una estupenda barbacoa en casa del camarada A.S. -cuya gran hospitalidad resaltamos-, no sin antes bajar al pueblo para proveernos de existencias para la comilona de marras, especialmente el buen vino que nunca falte; y por supuesto carnes variadas para presentar nuestros “respetos” a la actual imbecilidad vegana y animalista que están convirtiendo a la sociedad -entre otras muchas cosas- en una piltrafa eunocoide y sin garra.

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

Joan Montcau



VISITA AL “PUEBLO FANTASMA” DE CAN BROS (Martorell, Barcelona) 03-III-2020
marzo 6, 2020, 5:11 pm
Filed under: Sin categoría

Resultado de imagen de Can Bros MartorellResultado de imagen de Can Bros MartorellResultado de imagen de Can Bros MartorellResultado de imagen de Can Bros MartorellResultado de imagen de Can Bros Martorell

VISITA AL “PUEBLO FANTASMA” DE CAN BROS (Martorell, Barcelona) 03-III-2020

 

“Los recuerdos tienen más poesía que las esperanzas, como las ruinas son mucho más poéticas que los planos de un edificio en proyecto”.

 

Jacinto Benavente

 

Colonia obrera de Can Bros (Martorell, Barcelona), un antiguo complejo fabril del Siglo XIX, de estilo inglés, cuenta con varios molinos, escuela, e incluso, una fundición de cobre. La iglesia de la colonia es de estilo neo-gótico y fue edificada en 1897, dedicada a San Juan. La fábrica cerró sus puertas definitivamente en 1967 y presenta un estado general de abandono. El complejo se puede observar desde la Autovía A2 que va de Barcelona a Lérida, su vista es imponente.

 

Actualmente la colonia se encuentra vallada ya que es una propiedad privada y no está permitido el acceso, pero el estado de la cerca demuestra que no son pocos los que no hacen caso de la prohibición y deciden entrar a conocer un poco de la historia de este lugar. Hace años el Ayuntamiento de Martorell al que pertenece este “pueblo fantasma” que está pegando al curso del río Llobregat, habló de rehabilitar la zona con vistas a efectuar rutas guiadas para turistas o para amantes del excursionismo y de la montaña en general, pero desde entonces no se ha vuelto a hablar más del tema. Can Bros, patrimonio industrial además de arquitectónico -como refleja perfectamente su espectacular Iglesia neogótica-, hoy terreno de pasto del abandonismo más absoluto y más vil. Esperemos que el consistorio del municipio vuelva a retomar esa vieja idea de rehabilitar la zona y reacondicionarla como zona excursionista.

 

La zona, sobre todo al anochecer, es de un encanto verdaderamente impresionante. Una atmósfera densa y de misterio se apodera del lugar cuando empieza a caer la noche. La estética de las ruinas, ellas son testigos de su pasado esplendor, y también en cierto modo mediante su observación nos lleva a un cierto decondicionamiento y desconexión con respecto al enloquecido mundo en el que vivimos y que nos circunda. La soledad y la introspección de lo viejo o antiguo frente a lo ruidoso y artificioso del mundanal ruido de las modernas urbes.

 

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

 

Joan Montcau