Julius Evola. Septentrionis Lux


EL ESPÍRITU DE LA MONTAÑA

Resultado de imagen de el espíritu de la montaña

EL ESPÍRITU DE LA MONTAÑA

“La soledad es una fuerza que te aniquila si no estás preparado para superarla, pero que te lleva más allá de tus posibilidades si sabes aprovecharla para tu propio beneficio”.

Reinhold Messner

“Un extraño encanto se desprende de la montaña que, al atardecer, tiene la belleza del otoño”.

Gaston Rébuffat

“La ciudad es un corral de hombres”.

Wenceslao Fernández Flórez

Frente a la suciedad, el ruido y la barbarie de las modernas megalópolis, junglas de cristal, asfalto y de máquinas cada vez más inhumanas; frente a la atomización de inmensas masas de subhumanos y de seres anónimos y vacíos que deambulan como muertos vivientes por las gigantescas termiteras en que se han convertido las actuales ciudades sin alma del globalismo plutocrático, mundialista y multikultureta, nosotros reivindicamos como nuestro verdadero hábitat natural y existencial la Montaña, Ella es nuestro Templo y nuestro AXIS MUNDI (Eje o Centro del Mundo), punto de unión entre lo Celeste y lo Terrestre, entre lo Invisible y lo Visible, símbolo personificado de la Verticalidad, la Totalidad, de lo Absoluto. Ella personifica la Ética y el Estilo de nuestra GOTTELWELTANSCHAUUNG (visión divina del mundo), la unión de la Acción y de la Contemplación (que como decía José Antonio la una sin la otra es pura barbarie). Para nosotros la Montaña es Mito, Rito y Símbolo, también alegría, voluntad, espíritu de sacrificio y de superación, el furor de vivir frente al odioso y despreciable seguidismo burgués del hombre-masa de la ciudad moderna (aunque también del hombre rural con mentalidad urbanícola). La ciudad, hoy convertida en un auténtico Infierno, para nosotros no es sólo un espacio profano y profanado, desacralizado y demoníaco donde el Espíritu se ha alejado, la “Tierra Oscura y Baldía” de las leyendas del Santo Grial, sino también un lugar espiritual y metafísicamente lejano donde los hombres diferenciados, aquellos que aún nos consideramos Hijos de la Tradición, buscamos “cabalgar el tigre”, mantenernos en pie y avanzar sobre las ruinas de un mundo crepuscular. Las dos Vias de Realización del Hombre: LA VÍA DE LA MANO DERECHA Y LA VÍA DE LA MANO IZQUIERDA. La Montaña y la Ciudad, dos formas de buscar el perfeccionamiento interior y la Iniciación en un tiempo histórico y cíclico terminal y apocalíptico donde los verdaderos Maestros espirituales y las verdaderas organizaciones iniciáticas y tradicionales se han retirado o simplemente desaparecido, donde las religiones se han convertido en simples mascaradas cuando no en burdas patrañas y parodias grotescas de lo sagrado. Como decía Cristo :”Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza (Mateo 11, 12)”. Conquistar el Reino del Espíritu por asalto… LA MONTAÑA NOS UNE!!! ✋⚡🔥🗻

Joan Montcau

 


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: