Julius Evola. Septentrionis Lux


MARCHANDO ENTRE DOS PARQUES NATURALES, EL MONTBAIG Y EL GARRAF
agosto 3, 2019, 10:21 am
Filed under: Sin categoría

 

Resultado de imagen de EL MONTBAIG Y EL GARRAFResultado de imagen de EL MONTBAIG Y EL GARRAF

 

MARCHANDO ENTRE DOS PARQUES NATURALES, EL MONTBAIG Y EL GARRAF

Iniciamos la ruta desde la estación de RENFE Molí Nou, en la localidad de Sant Boi de Llobregat, muy cerca de la Colonia Güell. La Colonia Güell es una pequeña colonia industrial situada en el término municipal de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona). Está considerada uno de los referentes para estudiar la arquitectura de Antonio Gaudí y es también uno de los conjuntos modernistas y atractivos turísticos más importantes de una Cataluña que cada vez camina más hacia la deriva, en manos como está de tanto descerebrado, traidor y renegado; la misma fue declarada en 1991 Bien de Interés Cultural. Dentro de dicho conjunto histórico, destacar principalmente la bella Cripta inacabada de Gaudí y las ruinas de la misteriosa Torre Salvana, más conocida como “el Castillo del Inferno”, inicialmente del Siglo X, de tipo románico. Dicho castillo sufrió diversas reformas hasta su definitivo abandono en el Siglo XVIII, desgraciadamente hoy terreno de pasto para chiflados varios, gilipollas satanistas, tarados que ven ovnis hasta en la sopa, drogatas, perroflautas con o sin lacito amarillo, depende de la gravedad y del tipo de subnormalidad que padezcan (siendo ya de por sí grave la enfermedad mental de esos contrahechos eunocoides), etc…

Entre las localidades de Sant Boi de Llobregat y de Santa Coloma de Cervelló, pasamos por un barrio enormemente emblemático y a la par, muy desconocido u ocultado hoy en cuanto a su verdadero origen. Se trata del barrio de Ciutat Cooperativa de Sant Boi; el mismo se construyó en torno a la zona ya citada de Molí Nou, según la propuesta rompedora -de inspiración netamente falangista- del Ayuntamiento franquista de la época, que buscaba, con la mentalidad de la misma, el bienestar de los trabajadores y de sus respectivas familias. El proyecto en concreto rompía con el concepto de ciudad dormitorio alrededor de las grandes áreas metropolitanas. La Ciutat Cooperativa debía de ser más humana, con comodidades y servicios y donde las relaciones de vecindad hicieran posible la solidaridad, la cohesión, el hermanamiento. El 31 de octubre de 1965 tuvo lugar el acto de entrega de llaves, hacía pocos días que las obras se habían terminado. Un pueblo más, en definitiva, de los cientos que se crearon durante la Era de Franco y que hoy siguiendo la “logica” estúpida y criminal de la perversa Ley de Desmemoria Histérica, habrían de ser demolidos…

Continuamos la ruta dejando a nuestra derecha la Colonia Güell, ascendemos directamente ya hacia dentro de los límites del Parque Afro-Forestal del Montbaig-Montpedrós, una inclinada pista forestal que discurre entre huertos y cultivos y que nos lleva directos hasta la cima de Can Cartró (338 m), Can Cartró es la montaña más alta de Sant Boi de Llobregat y el punto más alto de su término municipal. En la cima de la montaña, hasta 1915, existió el Pi de Can Cartró. Un majestuoso pino piñonero al parecer que desapareció en 1915 a causa de un rayo y, según las crónicas de principios del siglo XX, el mismo hacía de referencia de los marineros que llegaban al puerto de Barcelona. En dicha cima hay una gran Cruz, “La Creu de Can Cartró”.

Bajamos de dicha montaña por un sendero boscoso hasta acceder a un llano donde también se haya una cruz del término, “Creu del Coll de Querol”, punto de confluencia de varios senderos. Cogemos el sendero de la derecha que conduce primero hacia la cima del Turó del Tabor (344 m), espléndidas vistas desde la misma, divisándose toda la sierra y al fondo el mar.

Continuamos hacia la Penya del Moro (467 m) y seguidamente ya hacia Begues, ya dentro de los límites del Parque Natural del Garraf, caminos muy pedregosos y accidentados pero en los que uno se deleita viendo ruinas de masías, invadidas hoy por la flora y el verdor del bosque y antaño estructuras imponentes, desde luego más imponentes que nuestros tobillos ya ligeramente castigados y un tanto doloridos del gran kilometraje y desnivel acumulados…

Una vez entrados ya en el término municipal de Gavá, llegamos a una explanada que está en la falda montaña del castillo que la corona, en dicha explanada se encuentra la bella Ermita de La Mare de Déu de Bruguers o sencillamente Ermita de Bruguers, se trata de un edificio originalmente románico del Siglo XIII en el pueblo de Bruguers, a medio camino de los núcleos de Begues i Gavá (comarca del Baix Llobregat) incluida en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. El color rojizo de las piedras con la que se construyó así como el de las montañas que la rodean, recuerdan o rememoran el nombre que originalmente dieron los romanos al río que riega la comarca: RUBRICATUS (Llobregat), el Río Rojo, el color de las iniciaciones y de la iluminación del hermetismo occidental (la Rubedo alquímica). Justo al lado de dicha ermita comienza un Vía Crucis que asciende por la montaña.

Ascendemos por un sendero rocoso que inicialmente hace de balconada hasta adentrarnos en el interior de la montaña misma, pero primeramente pasamos por la Roca Foradada, de aquí a la imponente y misteriosa Cueva de Bruguers, y ya mucho más arriba llegamos al Castillo Eramprunyà que corona la cima de la montaña de enfrente. Según vamos ascendiendo tenemos unas excelentes vistas del Prat, Gavà, Castelldefells y toda Barcelona. Encima de la Cueva de Bruguers, coronando la cima hay una cruz, para llegar a ambas nos encontramos un canal de fuerte subida equipado con un cable de acero para ayudarnos en al ascenso. Un último esfuerzo y ya estamos en el interior de la citada cueva donde nos encontramos la imagen de la Virgen de Bruguers, así como diferentes objetos, ofrendas que la gente ha ido dejando, disfrutando de las formas curiosas que ha hecho la erosión en el interior de la cueva y de las vistas que tenemos desde allí. Cumplidos ambos objetivos nos dirigimos hacia las ruinas del imponente castillo originariamente del Siglo X. Los restos del castillo de Eramprunyá están ubicados en la cima de una montaña adyacente a la que se puede llegar cresteando (400 m) entre acantilados con magníficas vistas del Delta del Llobregat y parte del Garraf. Dicho castillo fue construido como parte del sistema defensivo de la frontera entre Al-Ándalus y el Imperio carolingio y como sede de control político y económico y militar en la zona entre el Garraf y el Llobregat, fue propiedad de los condes de Barcelona. Hasta hace unos años su entrada era libre, hasta que las gamberradas, guarradas y salvajadas de la chusma obligaron a vallar todo el recinto e impedir así su libre acceso, desde entonces las rutas son guiadas y con cita previa. Una vez cumplidos todos los objetivos marcados, iniciamos el descenso hasta llegar a la localidad de Viladecans en busca de un merecido refrigerio. Ruta más que recomendable en definitiva, ella entre pistas forestales varias, bosques, fuertes riscos y barranqueras y como vimos, caminos de suave escalada equipados.

FUERZA, HONOR Y TRADICIÓN!!!

Joan Montcau


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: