Julius Evola. Septentrionis Lux


LA UNIDAD TRASCENDENTE DE LAS VÍAS DE REALIZACIÓN ESPIRITUAL
septiembre 24, 2019, 3:39 pm
Filed under: Eduard Alcántara, Espiritualidad, Metafísica, Tradición

Resultado de imagen de la unidad trascendente de las religiones

LA UNIDAD TRASCENDENTE DE LAS VÍAS DE REALIZACIÓN ESPIRITUAL

Ante el confusionismo igualitarista de “la unidad trascendente de las religiones” (un lugar común en autores como Frithjof Schuon o René Guénon) hemos, desde el punto de vista de la Tradición, de hablar, para ser precisos, de la “unidad trascendente de las tradiciones metafísicas” o, quizás mejor, de la “UNIDAD TRASCENDENTE DE LAS VÍAS DE REALIZACIÓN ESPIRITUAL”, puesto que bajo el epígrafe de “unidad trascendente de las religiones” hemos acabado encontrándonos con una especie de cajón de sastre en el que todo cabía y en el que todo vale. Dentro de la Tradición no cabe la opción de la mera devoción y la simple y pasiva fe en lo Superior …no cabe, pues, lo religioso-exotérico, sino tan solo la vía activa, viril y heroica que puede posibilitar la consumación y restauración del estado espiritual propio de la Tradición Primordial olímpica y solar. Al hablar del Mundo Tradicional no concebimos más que la ‘luz del norte’: la luz de la realización espiritual, la luz de la transformación ontológica interior …la luz del Despertar. Dentro de la equívoca expresión de la “unidad trascendente de las religiones” se accede, prevaricadoramente o en forma ignorante, a mezclar, por un lado, ascesis iniciática con, por otro lado, religiosidades lunares, sumisas y fideístas, con chamanismos, con totemismos, con animismos… Por contra, al hablar de la “UNIDAD TRASCENDENTE DE LAS VÍAS DE REALIZACIÓN ESPIRITUAL” no admitiremos bajadas de nivel que entran ya dentro del contexto del mundo moderno sino sólo vías heroicas, transustanciadoras, palingenésicas como, p. ej., fueron o son el budismo originario y/o el zen, el taoísmo, la tradición védica, la irania-avéstica, la griega de espíritu dórico-aqueo, la ario-romana propia del patriciado, la éddica o la céltico-hiperbórea.

Es en aquel mencionado confusionismo igualitarista de “la unidad trascendente de las religiones” donde percibimos efluvios ideológico-políticos propios de la modernidad, pues vemos la influencia ideológica del humanismo cosmopolitista que levanta la “sacrosanta” e intocable bandera igualitaria; bandera, que en el terreno propio que estamos abordando, considera una ignonimia y un atropello a los derechos universales de los pueblos el poner en tela de juicio el principio de la supuesta igualdad potencial espiritual de los mismos.

 

Eduard Alcántara

eduard_alcantara@hotmail.com


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: