Julius Evola. Septentrionis Lux


LA NATALIDAD. LA PROCREACIÓN
septiembre 29, 2019, 5:06 pm
Filed under: Cultura y pensamiento, eduard_alcantara@hotmail.com, Tradición

Resultado de imagen de natalidadResultado de imagen de natalidad

LA NATALIDAD. LA PROCREACIÓN

 

En el seno de un Mundo Tradicional no existiría polémica alrededor del tema del mayor o menor índice de natalidad. Somos seres humanos, vivimos en este mundo (el microcosmos) y no podemos ir en contra de nuestra componente física: en contra de la biología. Como Tradicionalistas aspiramos a sacralizar lo físico y no a evadirnos de ello (esto sería más propio del vedântino evasionista). Si fuésemos estrictamente seguidores de ese tipo de “metafísica pura” que predispone a una suerte de ‘fuga con respecto a la realidad sensible’ seguramente seríamos bastante poco dados a apoyar la procreación, pero, por contra, la Tradición conoce tanto del (utilizando nomenclatura hermético-alquímica) solve (espiritualizar el cuerpo) como del coagula (corporizar el espíritu), por lo cual no considera la vida como “un valle de lágrimas”, no desprecia lo físico-corporal, sino que concibe el cuerpo como el templo del Espíritu.

En el Mundo de la Tradición no se correría ese peligro (el que sí se da en el mundo moderno) de que una alta tasa de natalidad fuese sinónimo de desarrollo de lo cuantitativo-amorfo-despersonalizado-gregario-masificado-individualista-atomizado-catagógico en detrimento de lo cualitativo-vertical-Espiritualizador-diferenciado-jerárquico-orgánico-anagógico. No se correría este riesgo sino que lo cuantitativo-horizontal se vería atravesado (como en el simbolismo de la cruz) e impregnado por lo cualitativo-vertical.

 

Entre la nobleza sacro-rectora de una sociedad Tradicional resulta comprensible que haya elementos que opten por controlar el número de su particular progenie o el de renunciar totalmente a ésta para dedicarse en pleno a su transformación ontológica en vistas no sólo al arribo a la Gnosis y vivencia de lo Trascendente sino también en vistas de erigirse en faro que ayude a los más a ordenar sus existencias guiados siempre por los dictados de lo Alto. Seguramente entre determinados individuos excepcionales pueda no ser incompatible el Iniciarse con el dedicar tiempo a su descendencia.

 

En otro orden de cosas el tema de la inmigración masiva está poniendo en peligro la misma existencia del homo europaeus. Dado lo grave de la situación pensamos que la depauperada tasa de natalidad que este homo presenta (frente a la elevada de esas masas de inmigrantes) conduce a su extinción y a la imposibilidad material de que en un futuro pudiese regenerarse psíquica y Espiritualmente; sin menoscabo de que algunos de nuestros semejantes pueda renunciar a la procreación en beneficio de una dedicación casi plena a tareas de regeneración.

 

Eduard Alcántara

eduard_alcantara@hotmail.com


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: