Julius Evola. Septentrionis Lux


LA PUERTA 
octubre 29, 2019, 8:47 pm
Filed under: Espiritualidad, Joan Montcau, Metafísica, Tradición

Resultado de imagen de mysterious doorResultado de imagen de mysterious door

LA PUERTA

 

“Mira que estoy a la puerta y llamo” .

 

Apocalipsis 3, 20

 

 

La puerta se nos muestra como un lugar de acceso a una realidad superior, es todo un Arquetipo, en este caso de carácter femenino por lo que tiene de “penetración”, al contrario del Muro, símbolo de carácter masculino por lo que tiene de “contención”, de “separación” de dos mundos. Pero este paso de acceso, de “penetración”, siempre tiene los dos sentidos, como todo Símbolo es ambivalente, puede tener varios significados, unos de carácter positivo y otros negativo, de forma que también se puede realizar en sentido inverso. Por un lado el símbolo de traspasar una puerta puede significar el paso a un mundo superior, a otro estado de conciencia y de decondicionamiento, a un Orden Nuevo de la realidad y también espiritual.

 

Por otro lado la apertura de una puerta (simbólicamente hablando) puede significar absolutamente todo lo contrario, la penetración en nuestro mundo de las potencias del caos y de la oscuridad, la entrada en nuestro mundo de las fuerzas infernales. La llegada de la Modernidad, su implantación tiránica en el mundo de forma global y con todas sus perversiones y destrucciones, es todo un Símbolo de lo que ocurre cuando se abren las puertas a la Subversión, ello consciente o inconscientemente, el resultado siempre es el mismo. Ocurrió con Occidente en la etapa que discurre entre los Siglos XIV-XVII, génesis de la actual aberración modernista (güelfismo, humanismo, protestantismo, liberalismo, etc), ocurrió con la Catolicidad tras el odioso Concilio Vaticano II (1962-65, aunque la decadencia venía de atrás…), ocurrió con el Estado del 18 de Julio mucho antes de la maldita Tra(ns)ición y de la muerte del Caudillo. Una cosa que enseña sobremanera la Historia (con mayúscula) es que con la Subversión no se pacta, se la combate. Abrir las puertas a la misma no es señal de bondad o de fortaleza, sino de debilidad, de degeneración extrema y de traición.

 

Jano, el dios de doble faz de los romanos, era el Guardián de las Puertas en la antigua Roma. Simbología análoga tienen en el Cristianismo los dos San Juan, San Juan de Verano y San Juan de Invierno, las Dos Puertas Solsticiales… De todas formas toda gran civilización porta en sí las semillas de su propia autodestrucción (Grecia, Roma, Egipto, Medievo, etc.), de la misma manera que toda tiranía o civilización caricaturesca como la actual, porta en sí los gérmenes de un nuevo renacer. De la misma manera que la Modernidad ha abierto las puertas al Mal, ese “núcleo que represente la salvaguarda de lo permanente” y que lucha por mantenerse en pie y de avanzar sobre las ruinas de esta pseudo-civilización paródica e infernal, abre las puertas simbólicas a lo Alto, pudiendo constituirse en germen de un nuevo renacer, de un nuevo ciclo ascencional y áureo. SEMPER FIDELIS.

 

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

 

 

Joan Montcau

 


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: