Julius Evola. Septentrionis Lux


FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS
noviembre 2, 2019, 12:56 am
Filed under: Espiritualidad, Tradición

Resultado de imagen de foto cementiri SantsResultado de imagen de foto cementiri SantsVista previa de imagen

FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS

 

«La muerte no nos roba a los seres amados. Al contrario, nos los guarda y los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente».

 

  1. Mauriac

 

¿Qué celebramos la ACIMJI-Barcino el 1 de Noviembre? Como ocurre con la mayor parte de las celebraciones en España, el 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, es una fiesta eminentemente religiosa. No sólo en España sino en la mayor parte de países de tradición cristiana, el primero de noviembre es un día en el que se homenajea a los Santos, a nuestros sagrados Ancestros y Antepasados, ya sean conocidos y desconocidos. En el fondo se rinde un culto sacro y viril, a la vez que sobrio, humilde y silencioso (virtudes que hoy brillan por su ausencia en este mundo de locos y de tarados), a nuestra PATRIA, la Tierra de los Padres, la correa transmisora de la Tradición, el Deva-Yana (la Vía de los Dioses)…

 

Los Celtas conmemoraban el “Samhain”, una fiesta pagana que consistía en la transición hacia un nuevo año, la apertura del otro mundo —el espiritual—, pues marcaba el fin del verano y de las cosechas para dar inicio a la estación oscura (curiosamente la zona que visitaremos en el pasado era conocida como la “Sierra Oscura”…) —por el frío y crudo invierno—. Se creía que durante esa noche la línea entre el mundo espiritual y terrenal se desvanecía, ya que era la única noche en la cual a los espíritus se les permitía caminar entre los mortales. La Patria del Más Allá se manifestaba libre y sin ataduras, aunque por un corto espacio de tiempo en la Patria del Más Acá, la manifestación de los Invisible en el mundo de lo Visible.

 

Comenzamos la ruta con la visita a dos bellos cementerios de Hospitalet de Llobregat; primero el de Las Planas, dentro del gran parque monumental y de carácter iniciático que lleva el mismo nombre, hoy degradado y terreno de pasto de subhumanos de tipo diverso; continuamos seguidamente con el de Sants, junto a la carretera de Collblanc; este cementerio supera sin duda en cuanto a belleza artística y arquitectónica se refiere al primero. Luego nos encaminamos hacia la montaña de Sant Pere Mártir, conocida antiguamente como Monte Orsa, su cima está a unos 400 metros sobre el nivel del mar, pero la panorámica que hay sobre la misma es extraordinaria. Las vistas sobre Barcelona, el Mar Mediterráneo, el Valle de Sant Just, los macizos del Ordal y el Garraf, y el Delta del Llobregat, las comarcas del Baix Llobregat y del Barcelonés, buena parte del Vallés Occidental, e incluso en los días de buena visibilidad, el enorme y misterioso macizo de Montserrat, la Montaña Mágica por excelencia. En la comentada cima se encuentran las ruinas de una antigua ermita de la Orden de los Jerónimos del Siglo XVII, muy cerca de la misma también hay una línea de búnkeres, testigos todos ellos de un enfrentamiento mítico entre dos concepciones del mundo y de la existencia en la Cruzada de 1936-39 alguno de ellos aún en fase de excavación; también hay indicios de un antiguo asentamiento íbero-layetano. La cima de esta montaña precisamente resalta por el carácter estratégico que tuvo durante centurias hablando en términos militares. La Guerra de los Segadores, la Guerra de la Independencia, las Guerras Carlistas, la Cruzada, etc, regaron de sangre sus sagradas tierras. Hasta tal punto fue así que la comentada ermita acabó transformándose en un fortín militar entre los Siglos XVIII-XIX del que hoy tan sólo quedan ruinas, el símbolo de un mundo periclitado, también de los restos de un pasado heroico demolido por la Modernidad -ya claramente triunfante en los Siglos XVII-XVIII-, con su concepción telúrico-demoníaca y eunocoide, estrecha, materialista y niveladora del hombre, convertido hoy éste en un zombi o piltrafa robotizada en su mayoría.

 

Para los camaradas de la ACIMJI-Barcino, el Tibidabo (Podium Aquilae), Montjuic (Mons Iovis) y ésta, son nuestras tres montañas rituales de la ciudad de Barcelona por excelencia, nuestro triángulo sagrado y mágico, tres enclaves con idéntico pasado layetano y romano, tres puntos de referencia enormemente cultuales.

 

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

 

Joan Montcau

 


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: