Julius Evola. Septentrionis Lux


MARCHA POR BAIX PENEDÈS (12-05-2021)
mayo 22, 2021, 9:37 am
Filed under: Sin categoría
Cal Palau de Torregassa - Sant Jaume dels Domenys - Pobles de Catalunya
Església de Sant Llorenç - Llorenç del Penedès - Pobles de Catalunya
El castillo de Llorenç del Penedès, a la venta por 1,5 millones de euros
El castillo de Llorenç del Penedès, en venta por 1,5 millones | Diari de  Tarragona
Centenari del Celler de l'Agrícola i Secció de Crèdit de Llorenç del  Penedès | Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya
Ermita de l'Estrella - Llorenç del Penedès - Pobles de Catalunya
Castillo de Santa Oliva en Santa Oliva, Tarragona | CastillosNet
Castillos de España: Torre del Puig (El Vendrell, Tarragona)

MARCHA POR BAIX PENEDÈS (12-05-2021)

  “La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el ensayo de un camino, el boceto de un sendero”.

Hermann Hesse

“De mi oscuridad surgió una luz e iluminó mi sendero”.

Gibran Jalil Gibran

“Caminar es la mejor medicina de un hombre.”

Hipócrates

   El Bajo Penedés (oficialmente en catalán, Baix Penedès) es una comarca catalana situada en la provincia de Tarragona, teniendo como capital El Vendrell. El pasado día 12 del presente mes, camaradas de la Hermandad Totalitaria Barcino efectuamos una nueva ruta de aproximadamente unos 15 km entre los municipios de La Torregassa y El Vendrell, pasando por Sant Llorenç del Penedès, Banyeres del Penedès y Santa Oliva.

   Partimos de La Torregassa, antiguo pueblo hoy muy urbanizado perteneciente al municipio de Sant Jaume dels Domenys, lo que aquí nos interesa precisamente es su núcleo antiguo, entre lo que se destaca principalmente una masía del Siglo XVIII (Cal Pau), que presenta un bonito portal adobellado datado del 1771; la misma tiene adosaba la capilla de San Antonio Abad construida en 1813 como aparece inscrito en la piedra de su entrada principal. Desde la glorieta que hay en forma de pequeña balconada frente a dicha capilla, las vistas de los bosques, prados y sembrados del Penedés son verdaderamente espectaculares; nos internamos por los mismos a buen ritmo hasta llegar a la localidad de Sant Llorenç del Penedés, donde se encuentran varios elementos arquitectónicos de gran interés; destacamos principalmente la Iglesia de Sant Llorenç, inicialmente del Siglo XIV pero íntegramente restaurada por el Estado del 18 de Julio a principios de los años 50 del Siglo pasado, de estilo neorrománico su fachada. De dicha Iglesia destacamos principalmente su pica bautismal de inmersión del Siglo VIII, de estilo prerrománico. Destacar también el Castillo de Llorenç, inicialmente del Siglo XIV, pero restaurado entre los Siglos XVIII y XIX. De gran interés arquitectónico igualmente el Celler Cooperatiu, edificio de estilo modernista datado en 1918, al parecer uno de los primeros de la comarca y hoy catalogado como Bien Cultural de Interés Local; la Ermita de la Virgen de la Estrella -patrona de la juventud del pueblo-, construida inicialmente en 1940, aunque reconstruida a principios de los 70, y también de estilo neorrománico; es curioso como toda aquella religiosidad y devoción populares que entonces existían no sólo en Cataluña sino en todo el conjunto patrio hacia todo lo sacro, -calificadas, por cierto, de forma despectiva por la chusma post-conciliar como “paganas”-, hoy en estos tiempos terminales de postmodernidad nihilista, idiotizante y apocalíptica brillan por su ausencia; los destrozos y las perversiones que emanaron de la anti-tradicional y contra-iniciática Iglesia de Judas (1) nacida con el satánico CVII, en el caso de la antaño ultracatólica España han sido verdaderamente destructivos y corrosivos… En fin, sin poder visionar la totalidad de los elementos de interés arquitectónico y artístico del pueblo, ya que el tiempo nos apremiaba, decidimos continuar la marcha hacia el siguiente objetivo, la localidad de Banyeres del Penedés.

   Nos adentramos en la localidad de Banyeres del Penedés, zona donde se descubrió hace unos años (2018) por georadar una ciudad ibérica, de nombre desconocido, que debió ser habitada entre los siglos VI y III A.C, de una importancia comparable a la de Ullastret (Girona), el mayor núcleo urbano de los íberos descubierto en Catalunya. En total dos hectáreas y media de calles y murallas, con cerca de 200 viviendas y quizás un foso defensivo, y posiblemente el doble de esa superficie debajo de las construcciones modernas; según el catedrático de Arqueología de la Universidad de Barcelona Joan Sanmartí, “el asentamiento de Banyeres del Penedès debió ser una ciudad de segundo nivel de la vieja Cessetania íbera –con capital en Kesse, luego la Tarraco romana-, al nivel de otras como las de El Vilar (en Valls) o Darró (en Vilanova i la Geltrú)… Posiblemente estas ciudades funcionaban como pequeños estados, recaudando impuestos y controlando su territorio, con dependencia de la capital, Kesse en este caso”. Precisamente en un promontorio que hay a la entrada del pueblo, muy cerca del polígono industrial, se hayan los restos de una necrópolis también de origen ibérico (Siglos VI-V A.C.) descubiertos en 1960, y que por supuesto también visitamos, al igual que el campo de silos que está situado entre El Pujol, Can Canyís y Masies de Sant Miquel, una serie de estructuras excavadas posiblemente utilizadas en época ibérica para almacenar grano. El siguiente objetivo de la ruta que nos habíamos marcado era la bella localidad de Santa Oliva.

   El recorrido entre las localidades de Banyeres del Penedés y de Santa Oliva en gran parte fue por carretera, no muy agradable dada la estrechez del arcén, aunque alguna vez conseguimos entrar campo a través intentando buscar algún sendero alternativo lejos del asfalto y de los vehículos; además dado que nos habíamos saltado y pasado literalmente por el arco del triunfo el maldito y dictatorial confinamiento comarcal plandémico -impuesto de forma tiránica por la inmundicia plutocrática-, no era muy recomendable estar a la vista de su odiosa guardia de la porra sistémica y así evitar posibles sanciones de la hez policial y político-separatista.

   Llegamos al pueblo de Santa Oliva, nos dirigimos primeramente hacia el impresionante Monasterio con la iglesia adyacente de Santa María, conjunto monumental del Siglo XII construido sobre un antiguo asentamiento romano según algunas prospecciones arqueológicas efectuadas durante la rehabilitación de dicho Monasterio. Durante el Siglo XII Santa Oliva sufrió una razzia por parte de las hordas sarracenas que finalmente fue felizmente aplastada. Nos encaminamos seguidamente a la parte alta del pueblo donde se haya ubicado el Castillo de la Virgen del Remedio, construido entre los Siglos XI y XII y que pasó a manos de la Orden Benedictina a partir del Siglo XIII. En 1610 la Sala de Armas del Castillo se convirtió en el Santuario de la Mare de Déu del Remei, advocación que mantiene en la actualidad. Como dijo José Antonio, lo religioso y lo militar son los dos modos más enteros y serios de entender la vida, y así se escribieron las páginas más bellas, nobles, épicas y gloriosas de esta tierra sagrada de España, la divina Tierra de nuestros Padres y Ancestros, desgraciadamente hoy en sus horas bajas y en manos de una caterva de canallas y de rufianes de la peor especie: SOLVE ET COAGULA!!! … Por otro lado, señalar también que entre los municipios de Santa Oliva, Banyeres y Albinyana, aún se pueden observar entre los llanos, campos de cultivo y descampados, algunos restos de lo que durante la Cruzada fue un extenso Campo de Aviación de las hordas rojas, construido en 1938, y en el que aún se conservan varios refugios antiaéreos de esa época; dicho Campo de Aviación dejó de estar operativo en 1940 tras la Victoria del Ejército Nacional y del Nuevo Estado. De hecho, hay una ruta guiada y muy bien señalizada de la zona que harían las delicias de todos aquellos que les apasione todo lo relacionado con el turismo o la arqueología militar.

   Nuevamente nos introducimos en la carretera comarcal de camino hacia El Vendrell, capital de la comarca del Baix Penedés. Nuestro siguiente y ya último objetivo fue la Torre del Puig (S. XIX), ubicada a unos 70 metros de altitud sobre la cima de un cerro y que fue construida durante la III Guerra Carlista (1872-76). Hoy catalogada como Bien Cultural de Interés Nacional, sobre la cima y explanada del cerro hay una vistas y unas panorámicas inmejorables de la ciudad y de la riera que pasa sobre sus frondosas faldas; a unos metros de la torre en ruinas, hay una gran Cruz de Hierro frente a la que oramos y recordamos a aquellos gloriosos héroes carlistas que hicieron frente, que lucharon y que cayeron frente a la barbarie liberal y en defensa de la sagrada Tradición Hispánica, y a los que la Hermandad Totalitaria Barcino presentó y rindió todos los honores: “Ningún pueblo se ha levantado de su postración maldiciendo los días lejanos y grandes de su Historia …”, decía nuestro gran Juan Vázquez de Mella. ¡¡¡SEMPER FIDELIS!!!.

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

Joan Montcau

NOTAS:

(1)- “La audaz idea de la libertad de pensamiento… ―aquí se puede hablar de una revolución que viene de nuestras logias masónicas― ha expandido magníficamente sus alas sobre la cúpula de San Pedro”, esto decía el masón Yves Marsaudon en 1965, más claro agua… El Concilio Vaticano II fue un concilio que se celebró entre los años 1962 a 1965. El Vaticano II fue un concilio que constituyó una verdadera revolución, o mejor dicho ataque y subversión, contra los 2000 años de enseñanza y tradición católica. Como vimos posteriormente, el Vaticano II contenía varias herejías que fueron directamente condenadas por los Papas y Concilios incluso del más inmediato pasado. El Vaticano II se propuso dar a los católicos una nueva religión, una parodia grotesca, caricaturesca y diabólica de la misma más bien. En el período siguiente al Vaticano II, se impulsaron masivos cambios en todos los ámbitos de la fe católica, incluyendo la implementación de una nueva misa, el camino hacia un caos desastroso como denunciara Julius Evola. Era el nacimiento de la Iglesia de Judas, de la Contraiglesia del Anticristo con su falso, cínico e hipócrita ecumenismo mundialista y multicultural.



UNA VOZ QUE CLAMA EN EL DESIERTO
mayo 8, 2021, 7:56 am
Filed under: Sin categoría
Conozca el origen de la moreneta, la Virgen de Monserrate – El Visitante
Parroquia de la Concepción - Actividades Semana Santa

«Sin la comunidad de Tradición no hay Patria».

JUAN VÁZQUEZ DE MELLA

“Una sociedad sin religión, no es más que un conjunto monstruoso de hombres, que sólo saben gritar, aborrecerse y despedazarse.”

ANTONIO APARISI Y GUIJARRO
  

   Con motivo de la conmemoración de Nuestra Señora de Montserrat, más popularmente conocida como La Moreneta, el pasado sábado 24 de Abril asistimos a la Santa Misa según el rito tradicional oficiada por el Padre Javier Utrilla. Tal celebración se adelantó tres días ya que realmente la Iglesia Católica homenajea a la Patrona de Cataluña el 27 de Abril.

   Dice la tradición, que unos niños pastores encontraron en la montaña la imagen de la Virgen de Montserrat en el año 880. Al enterarse de la noticia, el obispo de Manresa intentó trasladar la imagen hasta la ciudad, pero fue imposible. Aquello se interpretó como el deseo de la Virgen de permanecer en el lugar, por lo que ordenó la construcción de la ermita de Santa María, origen del actual monasterio. Ciertamente la montaña por su carácter ascendente, axial y vertical, punto de unión o de conexión entre el Cielo y la Tierra, es uno de los símbolos fundamentales de la ciencia sagrada. El simbolismo de la montaña aparece repetidamente en el Evangelio: recordemos el Sermón de la Montaña, el episodio de las tentaciones a las que Satanás sometió a Nuestro Señor Jesucristo en la cima de un monte, la elección de los 12 discípulos también sobre un monte, sus retiros espirituales en el Monte de los Olivos, la Crucifixión misma de Nuestro Señor sobre el Monte Gólgota, la aparición a los apóstoles también sobre un monte tras la Resurrección, etc. “Las montañas constituyen un mundo aparte: son menos una parte del planeta que un reino independiente, insólito y misterioso, en el que las únicas armas para aventurarse son la voluntad y el amor» (Gaston Rebuffat). En la montaña uno se siente más cerca de la Divinidad al mismo tiempo que uno se aleja de la masa, de la mundanidad y de lo indiferenciado, y más en estos tiempos apocalípticos en los que vivimos. La reconquista de la Unidad y de lo Absoluto sobre la dispersión, el caos y la desintegración tan característicos del repugnante demonismo moderno que tan arrolladoramente avanza desde el advenimiento triunfante de las subversiones humanista y protestante, las dos primeras grandes revoluciones neta y totalmente anticristianas y de las que emanarían en adelante todas las aberraciones habidas y por haber: absolutismo, liberalismo, evolucionismo, existencialismo, psicoanálisis, anarquismo, pseudoespiritualismo, marxismo, democracia, nacionalismos centralistas o periféricos, materialismo biológico, relativismo, cientifismo, etc; cuando el hombre rompe todo vínculo con lo sagrado y con la Tradición, se abren las puertas del Infierno en el mundo…

   La capilla de la Inmaculada Concepción viene a ser como un oasis de paz y de espiritualidad en medio del inmenso detritus que es hoy la putrefacta Barcelona plutocrática, mundialista y progresista, hoy un verdadero desierto espiritual y una grotesca parodia de lo que fue la verdadera Barcelona tradicional y católica. Cuando penetramos en el interior de la capilla, nos vino a la memoria unas palabras del Evangelio: “Entren por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que van por allí. Pero es angosta la puerta y estrecho el camino que lleva a la Vida, y son pocos los que lo encuentran”… Es la diferencia de vivir y de desenvolverse en un espacio sagrado o un espacio profano (profanado y profanador más bien, “el mundanal ruido” del que hablaba nuestro Fray Luis de León).

   Extraordinario responso del Padre Utrilla, hizo un balance en líneas generales del proceso de decadencia que ha sufrido el pueblo español desde hace ya varios siglos, proceso de decadencia y de degeneración paralelo a la pérdida de la fe y de su unidad de destino y de misión, ello hasta llegar al siglo XIX -el siglo del materialismo burgués por excelencia- con la descomposición de la Catolicidad debido a la penetración de las satánicas ideas de la Ilustración que hicieron estragos en nuestra Patria, así como todas las ideologías disolventes y antidivinas que surgieron tras la descomposición de la ecúmene de la Cristiandad europea y del Sacro Imperio, así como también del Imperio Español (que en sí constituyó un auténtico milagro histórico). En España, en pleno proceso disgregador y de caída por la pendiente, sólo el Tradicionalismo Carlista mantuvo con valentía y brío las llamas de la Fe y de la Tradición, de la verdadera España en definitiva. Una auténtica Hermandad sagrada y heroico-militar en lucha contra los eternos enemigos de Las Españas, cosa que demostró en tres Cruzadas contra la canalla liberal en aquel infausto S. XIX, y que culminó con la Santa Cruzada de Liberación Nacional de 1936-39 que aportó miles y miles de mártires a la Catolicidad; batalla mítica y legendaria entre las Dos Ciudades de San Agustín -la Ciudad de Dios y la Ciudad del Hombre-: “dos amores fundaron dos ciudades, es a saber: la terrena el amor propio hasta llegar a menospreciar a Dios, la celestial el amor a Dios hasta llegar al desprecio del sí propio. La primera puso su gloria en sí misma, y la segunda, en el Señor; porque la una busca el honor y la gloria de los hombres, y la otra estima por suma gloria a Dios” (San Agustín). Guerra sagrada la de 1936-39 donde precisamente el Tercio de Requetés de Nuestra Señora de Montserrat constituyó una de las unidades militares de la España Nacional más famosas y condecoradas de la contienda, destacando por su participación en el Frente de Aragón y en la batalla del Ebro. El Tercio de Nuestra Señora de Montserrat es reconocido en la historiografía como la unidad del bando nacional que durante la contienda sufrió un mayor número de bajas en porcentaje o en términos comparativos. El número total de efectivos que lucharon en el Tercio está estimado en torno a unos 1600 oficiales y requetés. Una verdadera aristocracia religioso-miitar al servicio de la Patrona de Cataluña, Nuestra Señora la Virgen de Montserrat. ¡¡¡Qué diferencia la de aquellos valientes y creyentes catalanes con el nauseabundo panorama de la Cataluña actual!!!

   Por desgracia, a la corta o a la larga como hemos visto, y tal como está hoy la situación de nuestra Patria, forzoso es decir que aquella fue una de tantas “victoria sin alas”, quizás porque sus frutos no fueron o no quisieron ser bien aprovechados por los encargados en mantener el espíritu y la gestión de aquella Victoria sin parangón contra la peste masónico-liberal y marxista, aunque  preciso es reconocer que el nefasto Concilio Vaticano II (1962-65), vendría a agravarlo aún más todo con el verdadero proceso de apostasía generalizada que sufrirían la sociedad española en general y  la Iglesia en particular desde entonces en adelante, ello hasta convertirnos en la actualidad -como muy certeramente señaló el Padre Utrilla-, en una especie de “laboratorio” o de “campo de pruebas” con vistas a instaurar una verdadera tiranía perversa y totalitaria de la que hoy empezamos a ver sus negros frutos iniciales, ya no sólo en Cataluña y por ende en todo el conjunto de nuestra Patria, sino en toda Europa, la que otrora fuera el baluarte de la Cristiandad y de la Verdad. En el caso de Cataluña, se da la tremenda paradoja de que en poco más de un siglo haya pasado de ser la abanderada y el último reducto de la verdadera España tradicional, a ser hoy en día una verdadera avanzadilla de la subversión separatista, antitradicional y anticatólica, exactamente igual a lo que ocurre en Vascongadas. España mismo pasó de ser considerada como la “Centinela de Occidente” a convertirse en unas cuantas décadas en el prostíbulo, estercolero y vomitorio de la despreciable y criminal Europa de los Mercaderes con sus nauseabundas plutocracias mundialistas y multikulturetas; sin duda nos encontramos ya en esos tiempos terminales anunciados por Nuestro Señor Jesucristo: “Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes. Así que si os dijeren: Mirad está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis” (Mateo 24:23-26).  Pero como nos dice el Evangelio al final la Verdad triunfará, porque ésta viene de Dios y es la que conduce a la verdadera Libertad y la Salvación, mientras que las distintas ideologías del mundo provienen de la Mentira y del Diablo, y que sólo conducen a la esclavitud, la locura, la demencia homicida y a la barbarie más absolutas, como hoy muy bien estamos viendo a la perfección día a día.

   Finalizada la Santa Misa, un refrigerio entre todos los asistentes -con el Padre Utrilla incluido que bendijo la mesa-, en un entrañable, alegre y relajado ambiente en perfectas armonía, hermandad y camaradería.




¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!  ¡¡¡VIVA CRISTO REY!!!
¡¡¡VIVA NUESTRA SEÑORA LA VIRGEN DE MONTSERRAT!!! 

Joan Montcau